martes, 31 de enero de 2012

El mal del cerbro II. En busca de la memoria

Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, somos nuestra memoria. Sin ella nada tiene sentido, por eso conservarla es tan importante para nosotros. Esta radical importancia se pone de manifiesto con los esfuerzos realizados para tratar de conservarla, a pesar de las dificultades que entraña.


La segunda parte de "el mal del cerbro" es reflejo de ello. Que lo disfruteis:


Parte 2: En busca de la memoria (18:04)

Somos nuestros recuerdos. El aumento de la esperanza de vida ha multiplicado la incidencia de enfermedades neurodegenerativas como el mal de Alzheimer. La ciencia trata de comprender las causas últimas y ponerles freno.



domingo, 29 de enero de 2012

El miedo

Como bien sabemos, la emoción de miedo, al igual que el resto de emociones, es una respuesta fisiológica que da lugar a una conducta determinada y que va acompañada de un sentimiento. Ese sentimiento, por lo general, es algo secundario a las emociones (recordad "lloramos porque estamos tristes o estamos tristes porque lloramos").


La emoción de miedo está formada por tres componentes:

  1. Componente comportamental o conductual. Se trata de lo que hacemos cuando tenemos miedo. Por ejemplo, correr cuando nos persigue un perro ladrando.
  2. Componente neurovegetativo. Nuestro sistema nervioso se adapta para favorecer una respuesta apropiada. Aumenta nuestra tensión muscular o la actividad cardiaca.
  3. Componente hormonal. Secretamos hormonas como la adrenalina o noradrenalida que facilitan labores como correr o saltar, activando el componente anterior.
Estas respuestas están reguladas por nuestro cerebro. Los estímulos que son interpretados por nosotros como miedo, causan la activación de la amígdala, que está compuesta por 12 núcleos, de los cuales 3, son significativos para la emoción de miedo. El núcleo central, el núcleo latera y el núcleo basal.

Pero ¿Cómo sabemos esos? Pues, como siempre en neurociencia, tocando y lesionando. La lesión de la amígdala suprime las respuestas emocionales, tanto en animales como humanos.

Todos tenemos miedo y todos tenemos las mismas reacciones fisiológicas ante lo que nos produce miedo, pero no todos tenemos miedo a las mismas cosas. ¿Cómo se explica esta diferencia? Una de las características definitorias de la emoción de miedo es el carácter adquirido de la mayoría de los estímulos que la suscitan. Aprendemos a tener miedo mediante aprendizaje emocional, obtenemos entonces una respuesta emocional condicionada. El anteriormente mencionado núcleo lateral se encarga de este aprendizaje.

Pero, ¿Cómo aprendemos a tener miedo? Pues muy fácil, observando a otros (aprendizaje vicario) o mediante sus explicaciones (aprendizaje de instrucciones). Ilustraremos esto con dos ejemplos:
  • El aprendizaje vicario: El sujeto observa un video en el que aparecían otras personas observando una pantalla que se ponía de color amarillo o azul. Cuando se ponía amarilla los sujetos del video recibían una descarga eléctrica, si era azul no pasaba nada. Tras el visitando del vidrio, cuando al sujeto se le hacía ver una pantalla amarilla presentaba los cambios neutrales típicos del miedo, así como los cambios hormonales y conductuales antes mencionados.
  • El aprendizaje de instrucciones: El experimentador indica al sujeto que una pantalla amarilla indica que va a recibir una descarga y una azul que no pasará nada. Como en el ejemplo anterior, si aparecía la pantalla amarilla el sujeto presentaba las activaciones típicas de miedo, aunque en ningún caso se administró una descarga. 
Todos recordaremos a nuestra madre advirtiendonos de que no vallamos por una calle determinada porque vive el "hombre del saco", pues bien, nos estaba enseñando a tener miedo.
Queda demostrado que el miedo se aprende. Por esta razón, podemos controlar gran parte de nuestros temores, porque no son innatos. Hay que tener en cuenta que muchas veces el miedo es adaptativo, sirve para que no nos hagan daño o para no lesionarnos a nosotros mismos. Pero, a veces, enfrentarnos al miedo es una gran terapia, porque nos impiden hacer cosas que nos gustaría, que no implican tanto riesgo como el que nuestro cerebro nos hace creer y que nos harías sentirnos mejor con nosotros mismos y precisamente, esa es la clave para tener una vida feliz.


No hace falta conocer el peligro para tener miedo; de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor.

Enviar frase
Alejandro Dumas (1803-1870) Escritor francés.

sábado, 28 de enero de 2012

El mal del cerebro. Cerebros reparados

En más de una ocasión hablamos de la plasticidad neuronal, es decir, de la capacidad de adaptación de nuestro cerebro para adaptarse a un entorno cambiante.


Pues bien, a veces nuestro cerebro necesita un empujoncito. Y donde no llega la naturaleza, la ciencia y la tecnología desarrolla "inventos" que mejoran nuestra calidad de vida. En el caso de nuestro cerebro, la máquina más perfecta que existe, las soluciones son difíciles de encontrar, pero todos sabemos que la ciencia avanza más rápido ante los grandes retos.


Este documental nos muestra los nuevos avances en neurociencia,nos muestra las claves sobre como paliar enfermedades como el alzeimer o como alargar su vida útil gracias a la tecnología.

13/01/2012 | lainformacion.com
Un año de trabajo, más de 50 horas de entrevistas y un recorrido por los mejores laboratorios de nuestro país para conocer los secretos del cerebro. 







lunes, 23 de enero de 2012

Conocernos a nosotros mismos. Erich Fromm.





"Tengo que conocer a la otra persona y a mí mismo objetivamente, para poder ver su realidad, o, más bien, para dejar de lado las ilusiones, mi imagen irracionalmente deformada de ella".


domingo, 22 de enero de 2012

Antonin Artaud. Locura y genialidad.

Como se suele decir, "no se es genial si no se es loco".  Este es el caso de Antonin Artaud (1896-1948) actor, poeta, dramaturgo y director de teatro francés. 

A los cuatro años sufre un grave ataque de meningitis, que sumado herencia de neurosífilis adquirida de uno de sus padres, hace que el dolor no lo abandone nunca. Este sufrimiento podría explicar una obra paranoide y fatalista que es lo que, precisamente la hacía genial, lo que convertía a Artaud en un "poeta maldito".

Una mente artística privilegiada que surge del dolor. La enfermedad, la muerte de su hermana, las eternas crisis de  fe que sufre o en desengaño frente una sociedad para el decadente, lo precipitan a pasar largas temporadas en instituciones mentales. La estancia más larga es de 10 años, entre 1937 y 1946. 

Quizás lo difícil sea identificar los límites de la locura y el arte. Como ya hemos dicho en algún otro post, ¿quién tiene autoridad para juzgar la locura o la cordura de las personas?

En este caso la respuesta es... El doctor Gastón Ferdière, que diagnostico a Artaud de esquizofrenia aguda, lo ingresa en una preciosa institución psiquiátrica para que se cure "por arte de magia" gracias a una magnífica reclusión y aislamiento social. Pero Ferdiere se apiada de él, y temiendo que muriese de desnutrición en 1943, consiguió su admisión en Rodez, animándole a escribir y a dibujar. 

Artaud es un ejemplo destacado de escritor de categoría con graves trastornos de la personalidad. Lo dicho, no hay genialidad sin locura.

Fragmentos de la obra de Arnaud:


     Para acabar con el juicio de dios o Para acabar de una vez       por todas con el juicio de dios

Donde huele a mierda huele a ser. El hombre bien habría podido no defecar, no abrir nunca el bolsillo anal, pero escogió cagar como habría podido escoger la vida en lugar de consentir en vivir muerto. Puesto que para no defecar, habría tenido que consentir en no ser, pero no pudo resolverse a perder el ser, es decir a morir en vida. Hay en el ser algo particularmente tentador para el hombre y ese algo es justamente LA MIERDA. (aquí rugidos.)
Antonin Artaud, Pour en finir avec le jugement de dieu, 1947

Los Tarahumaras


De lo que es el Yo, yo no sé nada. ¿La consciencia? una repulsión espantable de lo innominado, del mal urdido, pues el YO viene cuando el corazón lo ha añudao por fin, lo ha elegido, lo ha halado fuera de esto, para aquello, a través de la eterna supuración de lo horrible, cuyos no-yo, demonios todos, asaltan lo que será mi ser, el ser que no ceso de ver cómo decae ante mis ojos, mientras Dios no haya pasado la llave por mi corazón.

Antonin Artaud



domingo, 15 de enero de 2012

Comunidad de locos

Este fin de semana he visto el documental argentino "Comunidad de locos".


Lo he encontrado en Naranjas de Hiroshima, donde encontrareis más información.






Muy recomendable, que lo disfruten.

domingo, 8 de enero de 2012

La identidad sexual. Bruce y Brenda.

Un trágico accidente quirúrgico sugirió, inicialmente que la identidad sexual de las personas y su orientación sexual no estaban estrictamente controladas por factores biológicos y que estas características podían ser modeladas por el modo en que se criaba al niño (Money y Ehrhardt, 1972). Esta idea se encuentra muy arraigada en el pensamiento conservador, a pesar que este desgraciado caso demuestre lo contrario (Ej. En las familias patriarcales, cuando un hijo "sale del armario", inmediatamente se culpa a la madre por criarlo "como una nena").


El caso en cuestión es el siguiente:


Se crió a dos gemelos univitelinos normalmente hasta los siete meses, edad en la que el pene de uno de los niños se lesionó accidentalmente durante la circuncisión. El cauterino se había ajustado demasiado alto y, en vez de eliminar el prepucio, quemó todo el pene. Después de un periodo de agónica indecisión, los padres decidieron criar al niño como una niña. Bruce se convirtió en Brenda.


Los padres de Brenda comenzaron a vestirla como una niña y a tratarla como tal. Los cirujanos realizaron una operación de cambio de sexo, eliminando los testículos y creando una vagina. Al principio, los psicólogos que estudiaron a Brenda dijeron que era una niña feliz u normal, concluyendo que era el modo en que se educaba al niño o a la niña lo que determina la identidad sexual. Muchos autores vieron en este caso un triunfo de la socialización sobre la biología. ¡Craso error!


Por desgracia, y como era de esperar, esta conclusión fue prematura (Diamond y Sigmundson, 1997). No se debe dar la espalda a la biología, algo orgánico determina nuestro sexo. Ocurrió que, aunque Brenda no sabía que había nacido siendo chico, era infeliz como niña. Se sentía como si realmente fuera un chico e incluso intentaba orinar de pie. Siendo una adolescente infeliz, amenazaba con suicidarse, por lo que su familia y los médicos estuvieron de acuerdo en cambiarle nuevamente el sexo. Se interrumpió el tratamiento con los estrógenos que había estado recibiendo, comenzó a tomar andróginos, se le practicó una mastectomía y los cirujanos le crearon un pene. Brenda volvió a ser un hombre de nuevo, decidió llamarse David,  se casó y adoptó a los hijos de su mujer.


Un libro ha narrado su historia (Colapinto, 2000) y en un documental llamado "sexo: desconocido" (2002) se recogieron entrevistas con David (fotografía arriba), su madre, el doctor Diamond y otras personas implicadas en este desdichado caso. Lamentablemente David perdió después su trabajo, el matrimonio se separó y en mayo de 2004, a los 38 años de edad, se suicidó.




(Caso clínico extraído de Fundamentos de fisiología de la conducta; Pearson)

viernes, 6 de enero de 2012

La indefensión aprendida

Martin E. P. Seligman (1942- ) es conocido por sus experimentos sobre "indefensión aprendida", un modelo experimental que se ha utilizado para investigar la depresión.


La indefensión aprendida es una condición en la que el sujeto aprende a creer que está indefenso, que no tiene ningún control sobre la situación en la que se encuentra y que cualquier cosa que haga es inútil. 


Como consecuencia, en las situaciones experimentales que Seligman propone, los sujetos permanecen pasivos frente a una situación aversiva, incluso cuando disponen de la posibilidad real de actuar para cambiar esas circunstancias. Por ejemplo, mucha gente cree que la corrupción no se puede eliminar ni evitar ¿indefensión aprendida o realismo?





En el siguiente video de se puede ver de manera muy gráfica como una profesora "inyecta" indefensión aprendida a sus alumnos y como, ante la posibilidad real de no estar indefensos, se conforman y no intentan cambiarlo:


Actualmente la teoría de la indefensión aprendida ha sido utilizada para explicar el mecanismo de la depresión. En los últimos años, su investigación se ha centrado en el campo de la Psicología Positiva, corriente que busca comprender, a través de la investigación científica, los procesos que subyacen al bienestar psicológico y a la felicidad.

martes, 3 de enero de 2012

Cine para locos. Una historia casi divertida

La película de la que os quiero hablar hoy cuenta la historia de un joven que tras sufrir una depresión es ingresado en un centro psiquiátrico. Allí conocerá a un buen número de personas con diversos problemas, descubrirá sus talentos ocultos y hará buenas migas con una muchacha de su misma edad.


Es una gran comedia con un trasfondo psicosocial impecable, muy recomendable y original. Responde con mucho acierto a ¿Por qué un muchacho que tiene una vida cómoda puede deprimirse o pensar en en suicidio?


Os dejo el Trailer: 





Que la disfruteis.

Empezando el 2012




"O verdadeiro heroísmo consiste en transforma-los soños en realidades e as ideas en feitos".

"El verdadero heroísmo consiste en convertir los sueños en realidades y las ideas en hechos". 

(Alfonso D. Rodríguez Castelao)




Feliz 2012

También te interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...