sábado, 1 de noviembre de 2014

La logoterapia. El hombre en busca de sentido

La logoterapia es un método psicoterapéutico que se basa en la "voluntad de sentido individual" que tiene el ser humano como motivación para reponerse de todo sufrimiento y dolor. ¿Para qué estoy aquí? ¿Por quién o por qué estoy sufriendo? ¿Cuál es el fin último de mi sufrimiento? ¿Qué es lo que da sentido a mi vida? Ayudar a los pacientes a responder a estas preguntas de manera adecuada es el objeto de la logoterapia.

Según palabras de su fundador, el  psiquiatra austriaco Viktor Frankl, <<la logoterapia se centra en el significado de la existencia humana, así como en la búsqueda de dicho sentido por parte del hombre. La primera fuerza motivante del honbre es la lucha por encontrarle un sentido a su propia vida (...) hablo de la voluntad de sentido, en contraste con el principio de placer freudiano o la voluntad de poder que enfatiza la psicología de Adler>> (El hombre en busca de sentido. Ed. original 1946).

Podemos considerar la logoterapia como una psicoterapia humanista existencial, basada en la experiencia propia de Frankl como prisionero en varios campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. En su libro, El hombre en busca de sentido, relata distintas etapas psicológicas por las que pasan los prisioneros en los campos, tales como la apatía, el adormecimiento de las emociones, la huida hacia el interior de uno mismo, la añoranza de soledad, la incertidumbre o la fugacidad de la vida y explica como, a pesar de ello el ser humano sigue teniendo el deseo de seguir luchando por alguien o incluso por algo. 

Ese deseo de acabar una obra inconclusa, de sobrevivir para cuidar a tus hijos, para reencontrarse con el ser amado, la fe en un dios o trascender de alguna manera empuja al hombre a continuar a pesar del sufrimiento o del dolor.


¿Qué herramientas utiliza para dotar al ser humano del sentido que busca?

El enfoque terapéutico de la logoterapia es más filosófico que médico, razón por la cual las herramientas no se ajustan "demasiado" al método científico. Dicho esto paso a describir algunas de ellas:

  1. La charla terapéutica: el terapeuta debe dialogar con la persona para averiguar que es lo que da sentido a su vida intentando que se aperciba de ese sentido, en el caso de que no lo sepa. Que es lo que la mueve a permanecer a pesar de estar "enferma" (recordemos que la persona se está sometiendo a terapia). 
  2. Logodrama: se centra escenificar un posible futuro para el paciente en el que se ponga énfasis en la necesidad que los demás tienen de él/ella, sea la sociedad o una persona en concreto.  Nos podría ayudar a identificar el ¿por qué? o el ¿para qué? de su existencia. Ejemplo. Usted tiene 80 años, está tendida en su cama moribunda y repasa lo que fue su vida. ¿Qué pensaría de usted? ¿Que diría de si misma? 
  3. La intención paradójica: se basa en que la hiperinteción genera ansiedad y esa ansiedad interfiere en el buen funcionamiento psicológico, para evitarlo utilizaríamos la intención paradójica. Sería la interpretación logoterapeutica de la popularmente llamada "psicología inversa". Ejemplo. Ante un problema de insomnio la "hiperinteción" de dormir aumenta la ansiedad y evita que nos durmamos; la intención paradójica sería intentar permanecer despiertos, lo que reduciría la ansiedad y nos dormiríamos.
  4. Autodistanciamiento: técnica que se utiliza para que el paciente tome conciencia de si mismo más allá de sus problemas. Se pide que se observe como sería si no tuviese el problema que trata y se anima a que lo verbalice.

Para contextualizar esta corriente y un poco a modo de resumen, decir que la logoterapia emerge en una época dominada por el conductismo en la que todo lo que no se puede medir no existe y que cualquier conducta humana  se puede desglosar en estímulos y respuesta, Viktor Frankl abogó por una psicología humanista en la que el cerebro no es un simple mecanismo, no es solo una máquina, sino que interactúa con el mundo, persigue metas, analiza y cambia el mundo más allá de una simple sucesión de respuesta y que sobre todo busca sentido a la vida. Quizás ese sea el logro más notable de  Frankl hablar de emociones y metas cuando la "psicología moderna" hablaba de estímulos y respuestas.



"El hombre es ese ser que ha inventado las cámaras de gas  de Auschwitz, pero también es el ser que ha entrado en ellas con la cabeza erguida y el Padrenuestro o el Shemá Yisrael en sus labios"

Viktor Frankl








No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...